Bienvenid@s
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Nuestros libros
smile smile smile smile<><>smile<><>smile<><>smile<><>smile<><>smile<><>smile<><>smile<><>smilesmile<><>smile<><>smile<><>smile<><>smile<><> smile<><> smile <><>smile<><> smile<><> smile <><> smile<><> marquee="" <="" />

Últimos temas
» El Olam "El Dios Eterno)
Dom Oct 15, 2017 9:25 am por Edith Elvira Colqui Rojas

» Nora Noemi Zeliz (Soneto en acróstico)
Lun Oct 09, 2017 6:45 pm por Roberto santamaría martín

» A Ti mi Dios ..
Lun Ago 28, 2017 2:49 pm por Marleny De Paz

» DESDE LA NAVIDAD AL CALVARIO
Sáb Ago 26, 2017 10:41 pm por Carlos Justino Caballero

» El soneto Bergamín
Jue Ago 24, 2017 8:06 pm por Roberto santamaría martín

» La rima Sanmartín
Jue Ago 24, 2017 8:03 pm por Roberto santamaría martín

» El vagabundo
Mar Ago 22, 2017 3:14 pm por Rheeva

» A TODOS AQUELLOS QUE HAN SUFRIDO LA PERDIDA DE UN SER QUERIDO EN CATALUÑA
Dom Ago 20, 2017 2:36 am por Liman

» Dama de alta alcurnia
Vie Ago 18, 2017 11:35 pm por Guardián Del Alma

» Aborto
Vie Ago 18, 2017 8:42 pm por Pura Losada

Amig@s de la casa
RadioMisterium

Cicatríz de barro

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cicatríz de barro

Mensaje por Administración el Lun Mar 28, 2016 11:11 pm

A siete años de la tragedia del Estado Vargas!


Cuantas torceduras
en la orilla del espejo
con las manos extendidas
en posición de súplica,
como reflejo de arena
y de oración hambrientos.

¡Solo herrumbre en la caída!

Agua,
lodo,
rugir de ola
y voces en olvido.

Pero hoy volvemos
a dejarnos escuchar
en lo áspero del silencio,
como mordisco de tempestad
y picadura de escorpión
en la conciencia de un pueblo.

Quince de diciembre…

Que en incendio provocado regresamos
para escupir una vez más los hechos
desde la vaguada del sufrimiento,
donde nadie ya quiere recordar
nuestros nombres y hedores.

Sinergia de montaña
en catarsis de vino sangriento
que humedece hoy el pan
en la lisis de tantos seres mutilados.

¡Cuanta calma!

Una entraña más de lumen obstruido
por la carne quebrantada,
la que sigue allí ajena al propósito
de exhibirnos como cristal de sal
bajo lo putrefacto del lodo.

Y en el calor de la muerte
somos otra vez río precipitado,
alimentando lo ondulatorio
de este azul mar vargueño,
para liberar el trueno
desde los espacios embalsamados,
donde habitan nuestros cuerpos
como ángeles muertos
entre la desidia,
el egoísmo
y la indiferencia
hecha cicatriz de barro.

©María Elena Ponce®
avatar
Administración
Admin
Admin


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.