Bienvenid@s
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Nuestros libros
smile smile smile smile<><>smile<><>smile<><>smile<><>smile<><>smile<><>smile<><>smile<><>smilesmile<><>smile<><>smile<><>smile<><>smile<><> smile<><> smile <><>smile<><> smile<><> smile <><> smile<><> marquee="" <="" />

Últimos temas
» El Olam "El Dios Eterno)
Dom Oct 15, 2017 9:25 am por Edith Elvira Colqui Rojas

» Nora Noemi Zeliz (Soneto en acróstico)
Lun Oct 09, 2017 6:45 pm por Roberto santamaría martín

» A Ti mi Dios ..
Lun Ago 28, 2017 2:49 pm por Marleny De Paz

» DESDE LA NAVIDAD AL CALVARIO
Sáb Ago 26, 2017 10:41 pm por Carlos Justino Caballero

» El soneto Bergamín
Jue Ago 24, 2017 8:06 pm por Roberto santamaría martín

» La rima Sanmartín
Jue Ago 24, 2017 8:03 pm por Roberto santamaría martín

» El vagabundo
Mar Ago 22, 2017 3:14 pm por Rheeva

» A TODOS AQUELLOS QUE HAN SUFRIDO LA PERDIDA DE UN SER QUERIDO EN CATALUÑA
Dom Ago 20, 2017 2:36 am por Liman

» Dama de alta alcurnia
Vie Ago 18, 2017 11:35 pm por Guardián Del Alma

» Aborto
Vie Ago 18, 2017 8:42 pm por Pura Losada

Amig@s de la casa
RadioMisterium

VANIDOSA (de legado IV de Gisela)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

VANIDOSA (de legado IV de Gisela)

Mensaje por Administración el Miér Mar 09, 2016 10:14 pm

Vanidosa


Le dije al sol: “Te quiero”,
pero el astro rey muy austero,
me miró entre ausente y muy altanero,
como si no comprendiera, lo que decía,
y negase a iluminar mi agujero.

***
Le canté a la luna: “Te quiero”,
escogiendo mi tonada con gran esmero,
pero la dama estaba ocupada limpiando el alhajero
y aunque yo le sonreía,
me escuchó con rubor demasiado pasajero.

***
Le musité al viento: “Te quiero”,
poniendo gaviotas dentro de mi tintero,
e intenté acariciarlo en el esquinero,
pero él me esquivó diciendo, que volviera
y escapó por encima del cortinero.

***
Le grité a una estrella: “Te quiero”,
Todas las aristas me parecieron un asidero,
no imaginé su brillo absurdamente áspero,
y comprobando, que era muy feamente fría,
mi grito se convirtió en susurro lastimero.

***
Le confié al mar: “Te quiero”,
mientras con suavidades el viejo consejero
me arrullaba con un vaivén sonajero,
y pensando quizás que yo mentía,
me olvidó, triste, en cualquier estero.

***
Un día la tierra m dijo: “Te quiero”,
procurando encontrar un tono más sincero,
yo por seguir a un jilguero,
no supe escuchar cuánto me quería,
y desprecié, vanidosa, ese mi amor primero…



Gisela
avatar
Administración
Admin
Admin


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.