Bienvenid@s
Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Nuestros libros
smile smile smile smile<><>smile<><>smile<><>smile<><>smile<><>smile<><>smile<><>smile<><>smilesmile<><>smile<><>smile<><>smile<><>smile<><> smile<><> smile <><>smile<><> smile<><> smile <><> smile<><> marquee="" <="" />

Últimos temas
» El Olam "El Dios Eterno)
Dom Oct 15, 2017 9:25 am por Edith Elvira Colqui Rojas

» Nora Noemi Zeliz (Soneto en acróstico)
Lun Oct 09, 2017 6:45 pm por Roberto santamaría martín

» A Ti mi Dios ..
Lun Ago 28, 2017 2:49 pm por Marleny De Paz

» DESDE LA NAVIDAD AL CALVARIO
Sáb Ago 26, 2017 10:41 pm por Carlos Justino Caballero

» El soneto Bergamín
Jue Ago 24, 2017 8:06 pm por Roberto santamaría martín

» La rima Sanmartín
Jue Ago 24, 2017 8:03 pm por Roberto santamaría martín

» El vagabundo
Mar Ago 22, 2017 3:14 pm por Rheeva

» A TODOS AQUELLOS QUE HAN SUFRIDO LA PERDIDA DE UN SER QUERIDO EN CATALUÑA
Dom Ago 20, 2017 2:36 am por Liman

» Dama de alta alcurnia
Vie Ago 18, 2017 11:35 pm por Guardián Del Alma

» Aborto
Vie Ago 18, 2017 8:42 pm por Pura Losada

Amig@s de la casa
RadioMisterium

ALGO MAS SOBRE GISELA Y SU VIDA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

ALGO MAS SOBRE GISELA Y SU VIDA

Mensaje por Administración el Miér Mar 09, 2016 7:18 pm



[Solamente los administradores pueden ver esta imagen]

Algo más sobre la vida de Gisela
un relato en episodios

[Solamente los administradores pueden ver esta imagen]

Desde el segundo mes de nacida su nieta Gisela, su abuelo materno, se dio cuenta que algo anormal sucedía con ella. Habiendo sido un reconocido médico, después de consultar con sus colegas y una bibliografía enorme, determinaron, que algo andaba mal con sus células cerebrales y por lo pronto desde ese momento se sometió a un tratamiento a base de ácido glutámico en pastillas y el “Elixir Glimitón”, que era un conjunto de vitaminas cerebrales y el mismo ácido glutámico. Esto se continuó durante 5 años. Eso se pudo confirmar más tarde y puede explicar su gran capacidad y agilidad mental.
Siguieron una infinidad de tratamientos médicos a una niña, que desde pequeña se mostraba muy inteligente y muy cariñosa y siempre sonriente....pero casi muda y muy quietecita...que nunca jamás pudo sostener su cabeza con firmeza. Gracias a su madre incansable y hacendosa, a la edad de 5 años la niña ya sabía leer y muy mal  escribir unos garabatos casi ilegibles, por no poder coordinar sus movimientos
Fue a esa edad más o menos, cuando por fin ya tenía nombre su deficiencia o anormalidad...o enfermedad, y éste era... “parálisis cerebral”... muy probablemente debido al hecho, de que a los 7 ½ meses de embarazo, se rompió la fuente, y la niña venía DE PIE, y en las prisas y la desesperación de un parto seco, la niña nació de pies y hasta el último momento salió su cabecita...a punto de asfixiarse. Se salvó la vida de la pequeña, pero al cerebro le faltó oxigenación e irrigación, y de allí que se dañaron algunas células cerebrales provocando la “parálisis cerebral”. Eso al menos decían los médicos.
Gracias y que Gisela dio sus primeros paso para torpemente caminar con dificultades, (según un episodio posterior)  ella quedó integrada totalmente al núcleo familiar, y siempre compartió nuestros paseos y nuestras vacaciones, pero siempre sometida  a cuidados especiales. Nos acompañó a fiestas y a bailes y a todos los eventos que hay en la vida normal, y ya muy al final, hasta “bailaba” conmigo o con su hermano parada sobre los pies de nosotros y de esta manera siguiendo el compás de los pasos de la música. Hemos ido con ella de compras y también al cine y al teatro, es decir, realmente llevaba una vida “normal”. Pero en la vida diaria, Gisela estaba confinada a su cuarto, a su asiento y a su ventana, desde la cual en sus primeros años, comenzó a conocer el mundo. Tenía muchísimo tiempo para pensar y meditar y para preguntarle a Dios por su destino. Fue entonces cuando concibió la idea de escribir en una máquina eléctrica, misma que yo le regalé.
Gisela era una fanática del agua, y con sus “vejigas” de flotación, estaba feliz moviéndose hacia todos lados, lógicamente porque le costaba mucho menos trabajo mover sus piernas y sus brazos, ya que desde pequeña tuvo por mucho tiempo sesiones de hidroterapia intensiva de movimientos.
Gisela era también bastante vanidosa y yo creo que también muy guapa, y para mi sorpresa, tuvo muchos amigos y admiradores sinceros a la edad de 18 años....aunque solo muy difícilmente podía comunicarse verbalmente, y también solo caminaba muy torpemente, y cuando se llegaba a caer, no podía levantarse sin ayuda. Pero me sorprendí, ¡cuántos y qué buenos amigos tenía ella!, todos los cuales la cuidaban y la procuraban como si fuera una reina, y mi hija nunca se sintió mal ni que le tuvieran lástima....Todos esos amigos eran españoles.
Como es natural, Gisela se enamoró, y tuvo realmente un amigo muy especial, y a quien yo conocí personalmente. Un españolito de más o menos 3 años mayor que mi hija, y que de verdad la quería, o hasta la amaba, pero que no se arriesgaba a tener un futuro con ella para siempre. Se puede decir que eran “novios”.
La madre de Gisela opinaba que para su hija estaba vedado el amor, y que cada hombre, que se le acercara, solo quería “usarla” sexualmente, y que la pobre indefensa ni podría defenderse.
Fue por eso, que se convirtió en casi carcelera de su hija, y yo era el que rompía esos “barrotes”, pues la alcahueteaba, y le ayudaba a salir con su galán. Ese “galán”, que de mi parte merecía mi admiración y toda mi confianza, y la que nunca traicionó. ... pero si “traicionó” las ocultas esperanzas de Gisela, al no querer “formalizar” una unión.
De esa época, que duró casi 7 años, es el acerbo literario y poético de Gisela ...cuando ella tenía entre 20 y 30 años de edad.
Esa época del pleno despertar de una mujer sensual y muy temperamental, viéndose zarandeada entre el “querer” y el “poder” hacer las cosas como gente “normal” ...y tener que conformarse con.... ciertas frustraciones. Pero en su lugar, dedicó todas sus fuerzas sobrantes en adquirir cultura y conocimientos increíbles en la incansable lectura de grandes autores, sobre todo de poesía, de biografías, de historia y de geografía. No había casi ningún tema, sobre el que no supiera algo.  Tenía un cerebro como esponja que absorbía todo, y mucho de ello se refleja en sus cuentos y en su novela que también escribió. Fue gran admiradora de Joan Manuel Serrat,  y hasta aprendió algo del idioma catalán. Llego a tener cierta correspondencia con él a través de su madre. Durante toda su vida, Gisela tuvo una marcada preferencia para todo lo “español” que procedía de la península ibérica.
Para Gisela, creo que fue la etapa más bella de su vida y su gran amor se llamaba Miguel Angel  a quien le dedicó casi el 50% de toda su labor poética.
Años más tarde, esta relación de un “noviazgo” se acabó, ya que Miguel Angel tuvo que regresar definitivamente a su natal España, probablemente también, porque no se atrevió a asumir la responsabilidad de formalizar su relación con Gisela, la que era después de todo una mujer discapacitada.
Fue ésta una etapa muy dolorosa para Gisela, y esto se refleja en poemas donde habla de un amor cobarde y de un sufrimiento indescriptible.
En el diario más importante de Cancún, el “Novedades de Quintana Roo” diariamente se publicó un poema de ella y eso duró más de un año, y luego se repitió eso otro año más y acabaron por publicar también su novela de 48 capítulos, uno cada domingo en el suplemento cultural.  También obtuvo un empleo en un departamento del periódico donde trabajó con un a computadora . Nunca pudo usar el “ratón” por falta de coordinación y tecleaba solo con dos dedos de la mano izquierda, ya que la mano derecha la usaba para apoyar su cabeza.
Además se dedicó a escribir comentarios sobre asuntos de política interna y de interés general, una “columna” diaria, que le hizo ganar el “premio del periodismo” del estado de Quintana Roo, y la benevolencia del  gobernador del estado y del presidente municipal de Cancún.  
Todo eso, viviendo a base de pastillas y medicamentos constantes, algunos calificados como “enervantes” y que crean adicción, pero eran necesarios, para que más o menos pudiera medio controlar sus músculos y movimientos, que aún así, de pronto se sacudía todo su cuerpo bajo espasmos incontrolables.
Esa hija mía era un verdadero titán al aguantar todo eso, rebelarse contra su destino  y aún ser “productiva” y poder escribir y manifestar su ser interno.
No quiero abusar de la paciencia del lector...aunque podría escribir un libro entero sobre sus vivencias y anécdotas de su tan accidentada y difícil vida.
seguirá

[Solamente los administradores pueden ver esta imagen]

HERBERT


[Solamente los administradores pueden ver esta imagen]


[Solamente los administradores pueden ver esta imagen]


avatar
Administración
Admin
Admin


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.